Juguetes sexuales

Quien más, quien menos conoce o usa algún tipo de artilugio para darle un poco más de emoción al sexo. Los juguetes sexuales son todo un universo aparte. Y es que no solo te ayudan a buscar nuevas formas de placer, sino que le dan un plus de diversión a tus relaciones. Los vibradores, los anillos o las bolas chinas ya forman parte de nuestro vocabulario diario. Curiosamente, todos ellos están en principio destinados a las mujeres. ¿Qué pasa con los hombres? ¿O es que ellos no pueden jugar? Llega la igualdad en materia de juegos sexuales. Ellos ya tienen sus propios consoladores.

juguetes sexuales

Si al escuchar hablar de juguetes sexuales y hombres piensas automáticamente en la típica muñeca hinchable o en vibradores en manos de homosexuales, es que todavía no conoces el catálogo de la marca japonesa Tenga. El país del sol naciente no deja de sorprendernos en materia de sexo. Después de alucinarnos con el “bukkake” el listón estaba muy alto, pero han vuelto a superarse. Desde allí nos llega lo más en juguetes eróicos para hombres. Estos artilugios para la masturbación prometen convertirse en toda una revolución no apta para tímidos. Aún están muy vivos ciertos estereotipos sobre este tipo de instrumentos, por lo que muchos hombres se niegan a reconocer que los usan o, directamente, no quieren ni oír hablar de probarlos.

Masturbadores masculinos

Los productos estrella del catálogo de Tenga son dos: el tubo masturbador y el huevo
masturbador. El primero consiste en una especie de funda que puede regularse y adaptarse a distintas posiciones. Introduciendo en ella el pene, el hombre experimenta las mismas sensaciones que en las posturas más comunes del sexo. Disfrutará a solas del placer en pareja: felaciones, misionero, doma, penetración profunda, etc. El dolor de cabeza ya no será impedimento para disfrutar de un buen orgasmo con o sin ella.

 

masturbador-masculino

 

 

El huevo masturbador es, literalmente, un capuchón con forma de huevo que se coloca en la punta del pene. Se presenta en cajitas con forma de huevera (sí, el diseño es lo más) y cada uno de los seis tiene una función distinta. Las variaciones en la estructura del huevo permite toda una gama de estimulación de lo más agradable. Prometen suavidad, succión, estimulación profunda, etc.

Eso sí, antes de usar algunos de estos productos es siempre importante elegir un buen lubricante. ¡El roce hace el cariño, pero en algunos casos es mejor evitarlo!

 

Muñecas hinchables

Desde las muñecas hinchables más baratas del mercado hasta las realizadas en silicona de alta calidad, estos juguetes sexuales proporcionan una experiencia sexual completamente realística sin ningún tipo de problemas. Aunque no son muy discretas, éstos juguetes son ideales tanto para el uso en solitario como para experimentar con tu amante sin tener que preocuparte por uno de los problemas más comunes que conllevan los tríos: los celos; por eso son perfectas para utilizarlas en pareja.

Estos juguetes eróticos mundialmente conocidos hicieron su aparición en el mundo hace muchos años, ya que una “dama de viaje” era una muñeca con forma de mujer hecha de tela y utilizada por los marineros a bordo de los barcos en los largos viajes de antaño.

Las muñecas hinchables tal y como las conocemos ahora fueron fabricadas en Alemania y Japón a finales de la década de los 30 y su objetivo era proporcionar alivio sexual que los hombres restringidos a un ambiente masculino obligatorio.

En los últimos año, estas muñecas han evolucionado hasta alcanzar formas verdaderamente realistas. Ya se pueden encontrar en el mercado “Robots Sexuales” que se alejan de manera irracional tanto en calidad como en precio de sus antiguas competidoras.

A lo largo de los años, tanto las antiguas como las más modernas compuestas de tecnologías inimaginables, han sido creadas y diseñadas para satisfacer las necesidades sexuales y por los años que han estado entre nosotros y los muchos que estarán, podemos destacar que han sabido cumplir con su propósito con creces.

 

muñeca hinchable

 

Janine Lindemulder: Californiana super hot

Aunque probó suerte en el cine convencional, el destino la llevó al mundo de los films porno en 1992.

Janine Marie Lindemulder nació el 14 de noviembre de 1968 en La Mirada, California. Comenzó a trabajar como stripper luego de su graduación en 1986 y un año más tarde ya aparecía en la revista “Penthouse” como “Penthouse Pets” del mes de diciembre.

La rubia quiso probar suerte en el cine convencional pero tanto las producciones en las que participó como sus mismas actuaciones no fueron bien recibidas por la crítica.

A partir de ese momento, comenzó sus incursiones en el cine porno con el film “Hidden Obsessions”, de Andrew Blake, rodado en 1992. Luego de esta actuación, los productores de la productora “Vivid” le ofrecieron un contrato exclusivo, por lo que filmó “Parlor Games”. Hasta ese momento, la actriz practicaba sólo sexo lésbico, según un acuerdo que había sellado con su primer marido.

Durante esta etapa, Janine no sólo filma sino que se une a su colega, la pornostar Julia Ann, para realizar shows eróticos; el dúo explosivo es bautizado “Blondage”.

A partir de 1999, decidió hacer un impasse en su carrera y anunció su deseo de convertirse en maestra de preescolar. Sin embargo, volvió al género en 2004 con una imagen totalmente renovada, ahora con piercing en sus pezones y en el clítoris. En el marco de este retorno, la actriz, anunció que sus trabajos ya no serían sólo escenas lésbicas sino que incursionaría en el porno heterosexual de la mano de “Vivid”. Así nace el film “Maneater”, con Nick Manning”.

Para 2005 la actriz continuaba rodando películas aunque comenzó a insistir nuevamente con su retirada definitiva, la cual se produjo en 2007.

En cuanto a su vida sentimental, la pornostar se casó por primera vez en 1988. Fruto de esta relación nació su primer hijo Tyler. El matrimonio deshizo en 1996 y en 2002, Janine se volvió a casar, esta vez con Jesse G. James, unión que también terminó en el año 2003 con la actriz embarazada de siete meses. En enero de 2004 nació su hija Sunny James.